BLOG

  • ‘Blurring’ y ‘bleisure travel’, o cómo disfrutar del viaje de negocios


    Las nuevas tecnologías y la popularización del uso del smartphone y las tablets están haciendo más difícil el equilibrio entre la vida personal y profesional. Son las consecuencias del conocido como efecto “blurring”, un término que traducido del inglés sería algo así como desenfoque o difuminación entre la vida profesional y personal. Y es que, no hay lugar a dudas: hoy en día llevamos la oficina en el bolsillo. El tiempo y lugar de trabajo está dando paso a un nuevo enfoque en el que hablamos más de momentos de trabajo, y esta relación entre ocio y negocio también afecta a los viajes profesionales.

    No obstante, para las empresas, el efecto ‘blurring’ puede convertirse en una oportunidad, especialmente como incentivo a la hora de organizar traslados temporales de trabajo.  Viajar por negocios puede transformarse en un incentivo en el que combinar la actividad profesional con el ocio. En este sentido, las últimas tendencias de negocios en los viajes profesionales apuntan a la combinación del ‘blurring’ con otro concepto: el ‘bleisure travel’, que se refiere a la tendencia cada vez más extendida entre aquellos que viajan por trabajo y aprovechan su estancia para hacer turismo en el destino.

    Entre las principales tendencias de negocio para los viajeros corporativos vemos cómo no sólo se interesan por exposiciones, obras teatrales u otras ofertas de ocio en el destino, sino que en ocasiones la tendencia apunta a alargar la estancia y así poder disfrutar también con la pareja o familia aprovechando el viaje para conocer mejor el destino.

    En este sentido, el estudio The Bleisure report publicado en 2014 destaca que, aunque la mayoría de viajes que se realizan son de ocio, los de negocios suponen ya un 30%. Y entre los profesionales encuestados que viajan por trabajo, 8 de cada 10 afirmó aprovechar el viaje para hacer turismo y conocer con más profundidad el destino.

    Negocios y placer no tienen por qué estar reñidos en materia de viajes, aunque sí requieren de un diseño profesional, como el que pueda ofrecer una agencia de viajes de negocio con experiencia. La integración de las actividades ‘blurring’ con las políticas de Recursos Humanos plantean retos que pasan por la justificación de gastos que generan estas actividades y su análisis de retorno, o el respeto a la privacidad de los trabajadores, por lo que la mejor solución para las compañías es la externalización de estos viajes en una agencia de confianza.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Actualidad

Congresos y grupos