BLOG

  • Cómo fidelizar mejor a nuestros clientes


    ¿Cuántas veces hemos oído la frase es 10 veces más caro atraer un nuevo cliente que fidelizarlo? Miles, ¿verdad? Sí, la teoría nos la sabemos todos y es muy fácil predicarla, pero a la hora de la verdad… ¿cómo hacemos para que nuestros clientes se conviertan en algo más que clientes y pasen a ser más “fans” de nuestra marca?

    Nosotros no tenemos la receta mágica, ni mucho menos, pero sí os vamos a dar algunas ideas de cómo fidelizar clientes y técnicas de fidelización que pueden serviros. ¿nos ponemos en materia?

    Debemos centrarnos en relacionarnos con el cliente, no únicamente vender

    Para empezar, la regla base de la que debemos partir es que debemos relacionarnos con el cliente, no basarnos únicamente en venderle. Debemos crear una relación basada en el compromiso y la confianza, hacer que el cliente se sienta a gusto con nosotros y nuestra empresa, no que únicamente venga por promociones o beneficios económicos.

    “Debemos tener una estrategia basada en el cliente, no en el producto”

    La relación con el cliente será pues no únicamente durante la compra, sino que tiene su ciclo de vida empezando por la preventa y siguiendo con un buen servicio de posventa, atención al cliente, beneficios por ser clientes fieles, garantías, etc. En nuestro sector, un ejemplo de acciones de relación con el cliente es mimarlos con un viaje de incentivos, por ejemplo.

    Relación con el cliente

    La importancia del cliente interno

    Partiendo de esta primera premisa de relación con el cliente, nos va a llevar al siguiente paso clave: la importancia del cliente interno. El objetivo es la relación con el cliente externo, pero para ello, vamos a necesitar que nuestros trabajadores estén comprometidos y vayan en línea con el mensaje que queremos dar, por ello es clave que el cliente interno, nuestros trabajadores, estén felices y en línea con la misión para que así superen las expectativas del cliente final sorprendiéndolos, anticipándose a sus deseos y ofreciéndoles ese servicio adicional que hará que se “enamoren”.  En definitiva, poder ofrecer una atención personalizada adaptada a sus intereses, y demás hacerlo queriendo hacerlo.

    trabajador interno

    Convierte tus errores en oportunidades

    Otra estrategia para fidelizar clientes es convirtiendo en oportunidades los errores que podamos cometer. Puede que no siempre sea fácil y que a veces no encontremos la fórmula, pero los clientes saben que somos humanos y que todos nos equivocamos. La clave está en cómo reconocemos estos errores y cómo los gestionamos para enmendarlos, así que, si logramos dar bien este paso, puede que un cliente enfadado y descontento acabe en una mala experiencia encantado con nuestra gestión de la situación.

    Diferénciate

    Ya por último, otro de los aspectos que os recomendamos para conseguir unos clientes fidelizados es la diferenciación. Sal de lo convencional y no tengas miedo en arriesgarte, el cliente necesita algo nuevo, fresco y que le sorprenda para que elija A en lugar de B y C. Si ofrecemos siempre lo mismo, no le estaremos dando nada nuevo que nos diferencie de los competidores, por lo que al final se guiará por precio.

    Diferenciación

    Puede que tu empresa vaya bien y que obtengas buenos resultados y nuevos clientes con las acciones que vas haciendo día a día, pero ¿te has parado a pensar en cuántos de tus clientes repiten y se sienten fieles a tu marca? Quizás deberías analizar este dato e intentar dejar de lado las costosas campañas de captación y centrar tus esfuerzos en hacer que tus consumidores se conviertan en clientes fieles. Esperamos que nuestras ideas te ayuden a conseguirlo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.